El viernes 20 festejamos nuestro cuarto aniversario. Fue un cálido encuentro entre las personas que día a día hacemos el EPM y aquellas que, a lo largo de los años, han colaborado en la construcción y afianzamiento de este Espacio de Memoria, Verdad y Justicia.

Septiembre es un mes de aniversarios significativos. El 16 recordamos la Noche de los lápices y el 18, la desaparición en democracia de Jorge Julio López, que sigue sin esclarecimiento ni justicia, a pesar de los 13 años transcurridos. El 12 fue nuestro aniversario e invitamos a celebrarlo.

Estuvieron presentes Daniel Rodríguez Infante y Dante Vega, representantes de la fiscalía en los juicios por delitos de lesa humanidad en la provincia; Milagros Noli, de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia de la Suprema Corte de Mendoza; José Rodríguez, encargado del área de Innovación Social de la Universidad Nacional de Cuyo; Omar Palermo, juez de la Corte provincial; Claudia García, decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales; como también militantes de Derechos Humanos e integrantes del consejo directivo y de las distintas comisiones del Espacio.

Cuatro años de trabajo mancomunado

En el acto, primero se hizo un recorrido por todo lo trabajado en el Espacio para la Memoria. Se trabaja constantemente en la reconstrucción de la historia del lugar y la reorganización de los espacios; se elaboran piezas gráficas para las visitas y digitales para las redes sociales y la página web; realizamos audiovisuales, entre los que valoramos las entrevistas a sobrevivientes del D2 para el archivo de memoria. Con escasos recursos, abrimos el lugar a distintas expresiones artísticas: muestras de arte plástico y textil, escultura, fotografía y música. Hubo cine y teatro con referencia a nuestra particular historia. Agradecemos a las y los artistas que iluminaron este lugar con su creatividad.

Además, participamos de diversas propuestas relacionadas con derechos humanos, dictadura y pasado reciente. Hubo charlas y conversatorios con figuras destacadas y especialistas dentro y fuera del Espacio. Se presentaron distintos libros que, desde géneros variados, hablan de los sucesos que nos han atravesado. Aprendimos de la mano de otros Sitios de Memoria, a través del intercambio de experiencias en nuestro país y en el exterior.

Las compañeras al frente

En la actividad del viernes también se escucharon las palabras de Marta Ungaro, de Familiares La Plata y referente de los Organismos de Derechos Humanos (DD. HH.). Es hermana de Horacio Ungaro, secuestrado y desaparecido en la Noche de los Lápices. Marta había tenido la oportunidad de recorrer el ex centro clandestino a la mañana y, a la tarde, aportó una reflexión sobre este Espacio y sobre la situación en DD. HH. y juzgamiento a los genocidas de Mendoza. Además, relacionó la situación del presente con la del pasado e hizo eje en la lucha sostenida de ayer y de hoy.

Luego, tres integrantes de la Agrupación HIJOS presentaron la Biblioteca de la Memoria y la gente tuvo la posibilidad de acercarse a conocerla. Integran la colección los libros y revistas secuestrados junto con las personas que eran blanco de persecución de los militares. Fueron entregados a fines de la década del 90 a HIJOS, que hoy se encarga de su cuidado, sistematización e inventariado. Tienen como objetivo abrir una sala de lectura para que todas las personas puedan consultar su contenido.

Que la memoria no se pierda

La columna vertebral de nuestras actividades son las visitas guiadas, declaradas este año de interés educativo por la Dirección General de Escuelas. Hasta el presente hemos contado alrededor de 8500 asistentes, en su mayoría estudiantes y docentes, de niveles secundario, terciario, universitario y también de intercambio. También han arribado sobrevivientes y familiares de personas desaparecidas, trabajadoras y trabajadores judiciales, personalidades de la historia y la cultura argentina, periodistas, profesionales de las ciencias sociales y turistas.

La tarea está sostenida por la comisión de Pedagogía de la Memoria. Sus integrantes sistematizan, además, el registro de lo que atraviesan alumnas y alumnas después de recorrer el lugar, para mejorar la propuesta. Las visitas son memoria viva: un grupo de compañeros y compañeras sobrevivientes le ponen el cuerpo y hacen las veces de guía para el recorrido. Se reconoció a cada uno de ellos y se recordó cariñosamente a César Boggia, eternamente dispuesto y presente para esta actividad y muchas otras.

La lucha no se detiene

En la actividad del viernes, se celebró el fallo de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal, que confirmó la sentencia a prisión perpetua de los exjueces Romano, Miret, Petra y Carrizo. Se reconoció a fiscalías y querellas por su trabajo en los juicios de lesa humanidad y, particularmente, a los y las abogadas que representan a los Organismos de DD. HH.

Quienes integran el EPM continuamos reclamando la aprobación de una ley que dé entidad al Espacio. Además, insistimos en obtener presupuesto propio y la entrega total de lo que fue el D2, compromiso que asumió el Estado en su anterior gestión. Como siempre, golpearemos todas las puertas y haremos todo lo necesario para conseguirlos.

Mirá las fotos en el álbum de Facebook.